ENTREGARON DECLARACIÓN DE INTERÉS MUNICIPAL AL OBISPO DANTE BRAIDA

El viceintendente Guillermo Galván y cuerpo de concejales entregaron al obispo diocesano Dante Braida la ordenanza municipal N° 5754, que declara de Interés Municipal la Semana del “Laudato Sí”. Fue en un cuarto intermedio de la sesión que se celebró en el Teatro de la Ciudad. Por otro parte, se aprobaron las declaraciones de Interés Municipal a las festividades por el centenario de aureolización de San Nicolás.
Si bien es cierto, la iniciativa surgió del concejal Diego Narváez, en la sesión pasada se decidió que sea de todo el cuerpo de concejales. Antes de entregar el reconocimiento, el viceintendente Guillermo Galván realizó un resumen de lo que significa esta encíclica del Papa.
“Hace una fuerte crítica al consumismo, alerta sobre el cambio climático y define al planeta como una casa común, que hemos llegado a que sea un depósito de porquería. Plantea un hecho significativo, porque a raíz del planteo ecológico, trae aparejado planteos sociales. Y esto tiene una connotación en el reclamo de justicia, tierra y pobreza. En este mundo omnipresente, quedan relegados a segundo plano los sectores vulnerables, que no tienen oportunidad de representación en la justicia de manera equitativa”, dijo el presidente del Concejo, haciendo alusión a la encíclica.
“El Papa nos llama a una nueva forma de vida, a entender desde otra óptica, la economía y el progreso y también con las nuevas formas de poder, desde las tecnologías”, concluyó Galván.
Por su parte, el obispo Braida contextualizó este quinto aniversario del “Laudato Sí”, en este contexto de pandemia, “que puso en falencia al mundo, y a este sistema que gobierna el mundo, dejando fuera a gente, que queda en el camino. Si bien, se habla del ambiente, la cuestión social va unida, está todo conectado. Es una encíclica social, que atraviesa todos los ámbitos de la vida. También tiene un capítulo interesante, que habla sobre el diálogo y cómo generar algo diferente para adelante”, sostuvo Braida.

SOBRE EL LAUDATO SÍ

Del 16 al 24 de mayo pasado, se realizó a nivel mundial la Semana “Laudato Sí”, a fin de celebrar el quinto aniversario de la Encíclica firmada por el Papa Francisco sobre el cuidado del planeta. Que la ecología integral se vuelva un nuevo paradigma de justicia, porque la naturaleza no es un “mero marco” de la vida humana: es el corazón de la segunda Encíclica del Papa Francisco, “Laudato Sí’ sobre el cuidado de la casa común. Firmado por el Pontífice el 24 de mayo de 2015, en la Solemnidad de Pentecostés, el documento conmemoró su quinto aniversario. Dividida en seis capítulos, la Encíclica -que toma su título de la invocación de San Francisco de Asís en el “Cántico de las Criaturas”- recoge también, desde un punto de vista colegial, diversas reflexiones de las Conferencias Episcopales del mundo y concluye con dos oraciones, una interreligiosa y otra cristiana, por la salvaguardia de la Creación.
A lo largo de toda la carta, el Papa Francisco apela al diálogo, favoreciendo una cultura del encuentro con todos y entre todos. Se refiere también a la familia humana, término que nos lleva a pensar en clave de fraternidad. Todos somos hermanos, la Naturaleza también. Al reconocer que la crisis ambiental es uno de los síntomas visibles de otras crisis – ecológica, económica, social, cultural, ética y espiritual -realiza un análisis ambicioso y revolucionario desde la ecología integral.
Dada su relevancia en el contexto actual, también se habló de ambiente y salud; dimensiones que están íntimamente relacionadas y que no sólo se manifiestan a través del COVID-19sino con millones de muertes al año a causa de la contaminación del aire, suelo y aguas; problemas de desnutrición como consecuencia de la pérdida de biodiversidad e infinidad de alteraciones fisiol…