SANCIONAN ORDENANZAS DE INCLUSIÓN Y JURISDICCIÓN BARRIAL

En la sesión del Concejo Deliberante de la Capital, se sancionaron ordenanzas que tienen que ver con la inclusión y las demandas que los vecinos de la Ciudad realizaron oportunamente. Además se reconocieron a personalidades e instituciones destacadas del medio.
En ese contexto, mediante la sanción de la Ordenanza Nº 5928 presentada por el concejal Nicolás Sánchez, se capacitará al personal de establecimientos educativos, deportivos y que brinden atención al público en la Administración Pública Municipal sobre TEA (Trastorno del Espectro Autista). Las comisiones de Acción Social, Derechos Humanos y Garantía de los Ciudadanos junto a Cultura, Educación, Turismo y Deporte emitieron su dictamen con respecto a esta iniciativa y el cuerpo aprobó la norma. “Esta ordenanza deberá ser aplicada por la Dirección General de Personas con Discapacidad, y área que así determine el Ejecutivo Municipal”, indicó el artículo segundo.
Cabe señalar que el TEA (Trastorno del Espectro Autista) es una afección neurológica y de desarrollo que comienza en la niñez y dura toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende. Este trastorno incluye lo que se conocía como síndrome de Asperger y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado.
“Es deber de este cuerpo de concejales la creación de diversas herramientas que sean tendientes a facilitar la vida, trabajo y equiparación de derechos que hacen a la dignidad humana, logrando así políticas reales de inserción social de las personas que tienen el trastorno del espectro autista. Estas capacitaciones tienen como objetivo el poder brindar a docentes, personal de instituciones educativas y deportivas municipales, como así también a la Administración Pública Municipal que brinde atención al público, cursos que se perpetúen en el tiempo, en el cual se aborde sobre el Trastorno del Espectro Autista”, indicó el concejal, mediante los fundamentos del proyecto, que en la sesión del miércoles se transformó en Ordenanza.
“Producto de la desinformación existente sobre esta discapacidad se tiende a realizar acciones que, muchas veces, impactan de manera negativa en el niño o niña, y que afectan diversas áreas del mismo, pudiendo despertar una constante sensación de miedo, afectando el comportamiento y aprendizaje, o a veces podría repercutir en el área social, aumentando el aislamiento y disminuyendo las relaciones”, explicó.

Por y para los vecinos
En el Orden del Día se incluyeron normas que hacen al ordenamiento jurisdiccional de diferentes barrios de la Capital. Fue así que con la Ordenanza Nº 5923 se aprobó la imposición del nombre “Solares del Golf” al barrio ubicado en la zona oeste de nuestra Ciudad e imposición de nombres a sus respectivas calles. De igual manera, con la sanción de la Ordenanza Nº5955 se impusieron los nombres a las calles del Bº “Altos de la Loma” y con la ordenanza Nº5956 se impuso el nombre “Basilio Ramón Antonio Núñez” a la plaza del barrio Infantería II de nuestra Ciudad. Estas iniciativas surgieron del concejal Pelagio Díaz, a quien también se le aprobó la Ordenanza Nº5959, propiciando la imposición del nombre Francisca ‘’Pancha’’ Maidana, Luis “Chiquito” Oliva, y Francisco Leandro Ortiz a la plazoleta Cementerio Salvador del Barrio Cementerio de esta Ciudad Capital. En tanto que por Ordenanza Nº 5954 presentada por la concejala Viviana Díaz se modificó el nombre “Plaza de la Biblia” por “Plaza de la Biblia Pastor y Apóstol José L. Oviedo”. La comisión de Cultura, Educación, Turismo y Deporte dio el visto bueno a esta iniciativa y el cuerpo aprobó la norma en la sesión del miércoles por la mañana. En tanto que por iniciativa del concejal Diego Narváez se aprobó la Ordenanza Nº 5960 imponiendo nombres a las cuatro calles ubicadas en el barrio Solar de Ramírez de nuestra Ciudad.
En cuanto a los cinco pedidos de juicios políticos fueron girados a la Comisión Investigadora de Juicio Político, constituida por los concejales Carlos Machicote y Viviana Díaz.